La autoestima y la autopercepción están ligadas al aspecto y estado físico del cuerpo. Cada persona tiene un estándar deseado de belleza y para lograrlo se someten a rutinas de ejercicio que les ayuden a moldear la silueta, disminuir curvas y tonificar zonas del cuerpo. Sin embargo, hay áreas del cuerpo que requieren algo más que una rutina de activación física.

Existen diversas cirugías estéticas y reconstructivas con las que se pueden modificar la apariencia del cuerpo y darle atractivo, equilibrio y armonía. Te explicamos en qué consisten los procedimientos con los que puedes moldear las diferentes zonas de tu cuerpo, agregar o reducir las curvas de tu cuerpo y modificar, reparar o reponer áreas del cuerpo.

Comencemos con la mamoplastia de aumento, una de las cirugías estéticas con mayor demanda en el mercado y llena de detalles.

Mamoplastia (aumento mamario)

Este procedimiento es uno de los más practicados en todo el mundo debido a las técnicas actuales que garantizan seguridad, precisión y resultados funcionales.

El objetivo de una mamoplastia es que los senos se vean naturales.

La cirugía de aumento mamario implica la colocación de implantes o la transferencia de grasa para aumentar la talla, igualar o restablecer el tamaño de los senos. Antes de someterse a esta cirugía es necesario informarse adecuadamente.

Algunas pacientes tienen una idea clara de lo que esperan con la cirugía de senos. Pero un gran número llega al consultorio preguntando el tamaño de implantes que mejorarán su apariencia de manera natural.

Por tal razón es importante asegurarse que el médico tenga el conocimiento y la experiencia necesarias para lograr un resultado armonizador y natural con el tamaño, forma, tipo de implantes y el procedimiento de colocación (en caso de ser necesario).

¿Qué es una apariencia natural?

La mamoplastia de aumento mamario de apariencia natural proporciona el tamaño y forma ideal a los senos, de tal manera que no se distingue que son resultado de una cirugía. Para que los senos se vean naturales tras el procedimiento, es necesario tomar en cuenta los siguientes elementos:

Deben mostrar una ligera pendiente y proyectarse hacia adelante en el pezón.

El pezón se ubica en la parte con más proyección.

Los implantes tienen forma de gota.

El escote no se ve levantado.

¿Qué puede corregirse?

Esta cirugía de senos se aconseja cuando:

  • Hay una desproporción evidente entre el contorno del pecho y la cadera
  • Se busca una figura estéticamente más atractiva
  • Los senos son muy pequeños en una mujer adulta
  • Existe asimetría entre las mamas
  • La paciente se siente incómoda al usar trajes de baño, prendas ajustadas en el pecho o escotes pronunciados
  • Los senos han perdido turgencia luego de una pérdida drástica de peso o tras un embarazo
¿Qué puede corregirse?

Es el cirujano plástico experimentado y certificado es quien debe realizar la mamoplastia, ya que él evalúa la forma y tamaño de tu cuerpo; busca la proporción correcta y elige el procedimiento adecuado.

El médico preverá los resultados considerando:

  • El tejido mamario existente
  • La simetría de tus senos, o la ausencia de esta
  • La ubicación de tus pezones
  • La resiliencia de tu piel
  • El peso corporal
  • La estatura
  • El índice de masa corporal
  • El tamaño de tu caja torácica
  • Las proporciones de tu torso
  • Tus expectativas

El cirujano plástico también te asesorará sobre:

Si es necesario complementar esta cirugía con una mastopexia que levante tus senos.

Cuál es el tamaño que mejor armonizará con el resto de tu figura.

El tipo de implantes más convenientes.

Riesgos

Las eventualidades que pueden ocurrir en este tipo de procedimientos son:

  • Cicatrización excesiva
  • Cicatrización irregular en las incisiones
  • Hematomas
  • Infección
  • Sensibilidad temporal o permanente en los pezones y/o senos
  • Dolor
  • Coagulación
  • Acumulación de líquidos
Recomendaciones

Como lo hemos señalado continuamente, es necesario agendar una evaluación previa con el cirujano plástico para externarle tus expectativas y que él responda todas tus dudas al respecto.

Se recomienda realizar una mamografía días previos y posteriores a la cirugía para detectar cambios posteriores en el tejido de los senos. Por otra parte, evita fumar, consumir bebidas alcohólicas, suplementos herbales y medicamentos antiinflamatorios y que contengan ácido acetilsalicílico.

¿Cómo se lleva a cabo la mamoplastia de aumento?

En general, se anestesia al paciente y luego el cirujano procede a colocar los implantes de silicona (o suero salino) o inyectar grasa extraída de otras partes del cuerpo mediante una liposucción. El procedimiento dura un par de horas.

En el caso de los implantes, la colocación de éstos puede realizarse por debajo o sobre el músculo pectoral. Es importante aclarar que los resultados pueden variar de una paciente a otra.

¿Qué tipos de implantes existen?

Rellenos de agua salada estéril

Estos implantes son llenados previamente según el tamaño deseado o llenados al momento de la cirugía.

Gel de silicona

Están disponibles en varias formas y son rellenados previo a la cirugía con un gel suave y elástico.

Gel de silicona cohesivo

Son más firmes que los de silicona simple y conservan mejor su forma. Esto se debe a que su relleno está hecho de moléculas de silicona vinculadas entre sí.

¿Qué esperar después?

Tras el procedimiento, se puede esperar dolor e inflamación leve, hematomas temporales y mayor o menor sensibilidad en el pezón por unas semanas. El cirujano plástico te indicará cuándo retomar las actividades habituales y el ejercicio; de igual manera, el cirujano indicará los medicamentos y las dosis recomendadas para reducir el riesgo de infecciones, así como la fecha de la siguiente visita de revisión.

Es necesario tener presente que será necesario reemplazar el implante cuando:

  • Se rompa
  • Pierda volumen
  • Se forme una cicatriz a su alrededor
  • Haya sangrado
  • Se presente una infección
Mitos

La mamoplastia de aumento mamario es uno de los procedimientos estéticos más solicitados, pero eso no evita que aún persistan los mitos y concepciones erróneas.

  • Provoca problemas para amamantar: Entre las técnicas utilizadas para minimizar los riesgos de afectar la sensación del pezón y la capacidad de lactar están:
    • Elegir un implante más pequeño que no requiera una incisión grande. Así no se corre el riesgo de afectar los nervios que conectan con el pezón.
    • Realizar la incisión debajo de los senos en vez de hacerlo alrededor del pezón.
    • Colocar el implante debajo del músculo para no comprometer las glándulas mamarias.
  • Confusión entre mamoplastia y mastopexia: Otra confusión muy extendida surge en torno a estos dos procedimientos quirúrgicos. El primero es el aumento de senos colocando implantes para modificar el tamaño o forma de las mamas. El segundo es sólo el lifting de los senos caídos debido al envejecimiento o la pérdida drástica de peso.
  • Los implantes son eternos: Lo común es que los implantes se tengan que reemplazar 10 ó 15 años después. La nueva cirugía es más sencilla y menos invasiva.
  • Afectan el estilo de vida: Los implantes mamarios no interfieren con las actividades cotidianas ni con el ejercicio de la paciente. Lo importante para recuperar el ritmo de vida normal es seguir las indicaciones del cirujano tras la operación.
Mastopexia (reducción de senos)

El lifting de senos, o mastopexia, puede renovar tu silueta y quitarte años de encima, al tiempo que mejorará tu estado emocional. Un lifting de senos o mastopexia puede ser todo lo que necesites para recuperar una apariencia juvenil.

 

Con el tiempo, tus senos pierden su apariencia juvenil y su firmeza, debido a factores como:

Variaciones de peso

Envejecimiento

Embarazo

Lactancia

En unas mujeres es más notorio que en otras por cuestiones hereditarias o por el mismo tamaño de las mamas, que tienden a colgarse por la fuerza de gravedad.

A diferencia de otras cirugías para aumentar o reducir los senos, la mastopexia no cambia el tamaño de estos, sólo elimina el exceso de piel y tensa el tejido para que recuperen su contorno natural.

¿Qué puede corregirse?

En unas mujeres es más notorio que en otras por cuestiones hereditarias o por el mismo tamaño de las mamas, que tienden a colgarse por la fuerza de gravedad.

A diferencia de otras cirugías para aumentar o reducir los senos, la mastopexia no cambia el tamaño de estos, sólo elimina el exceso de piel y tensa el tejido para que recuperen su contorno natural.

  • Que los senos luzcan caídos pese a su buen tamaño
  • Falta de turgencia y firmeza
  • Diferencias en la apariencia de los senos
  • El tamaño de los senos es desigual
  • Las areolas aumentaron de tamaño
  • Las areolas y pezones apuntan hacia abajo
La liposucción, herramienta de la lipoescultura
¿Quién puede realizarla?

Sólo el cirujano plástico está capacitado para evaluar tu caso y decidir si este es el procedimiento para ti. Aparte de examinar tus senos, el especialista analizará si el cambio en la forma de tus senos está teniendo algún efecto emocional en ti, y te dirá si un lifting será suficiente o si necesitarás acompañar el procedimiento con implantes mamarios para mejorar el resultado.

Riesgos

Si bien la decisión de realizarse este procedimiento estético es personal, es necesario que consideres los riesgos que conlleva someterse a un lifting de senos:

  • Hematomas
  • Inflamación
  • Dolor leve
  • Adormecimiento
  • Infección
  • Cicatrización irregular
  • Sensibilidad temporal o permanente en el pezón o en la mama
  • Irregularidades en el contorno y forma de los senos
  • Asimetría de la mama
  • Acumulación de líquido
  • Posibilidad de perder parcial o totalmente el pezón y la areola
Recomendaciones

Al ser un procedimiento quirúrgico que requiere de anestesia general, estarás en mejores condiciones de enfrentarlo si gozas de buena salud, tienes un peso corporal estable y no eres fumadora.

¿Cómo se lleva a cabo?

Bajo anestesia general, el cirujano plástico retira la piel excesiva durante una cirugía que puede durar entre dos y tres horas.

¿Qué esperar después?

El periodo de recuperación es corto, pero deberás usar un vendaje o sostén elástico para reducir la hinchazón y dar apoyo a tus senos durante este lapso.

Podrás regresar al trabajo normalmente en una semana y retomar tus actividades más pesadas en 30 días, pero la cicatrización completa puede tardar meses.

Pros y contras

Para tomar una decisión ante una posible cirugía estética, debes informarte bien de en qué consiste y cuáles pueden ser los resultados, además de ser realista en tus expectativas.

Entre las ventajas del lifting de senos están:

Conseguir una mayor turgencia y simetría de los senos
Recuperar una apariencia juvenil
Sentir más confianza
Lucir mejor la ropa
Disminuir el temor a lucir trajes de baño y blusas ajustadas o a mostrarte desnuda

Esta cirugía de senos también tiene desventajas, entre ellas:

El resultado no es permanente y con el tiempo los senos volverán a caerse por la gravedad y el envejecimiento
Quedan cicatrices, aunque pueden ocultarse fácilmente
Un embarazo puede producir cambios adicionales en los senos

Mastopexia (reconstrucción de senos)

Una mamoplastia de reducción de busto es un procedimiento estético que ayuda a la persona a aliviar las molestias físicas y emocionales causadas por tener senos demasiado grandes. Una cirugía de reducción de busto te alivia molestias físicas y emocionales.

Este procedimiento consiste en retirar el exceso de grasa, tejido grandular y piel de los senos para brindarte una silueta más proporcionada.

¿Qué puede corregirse?

La cirugía de reducción de senos ayuda a que los siguientes problemas desaparezcan:

Sensación de que los senos son demasiado grandes, sentirse limitada al realizar actividades físicas

Experimentar dolor de espalda, hombros y cuello por el peso de las mamas

Relieves causados por los tirantes del sujetador

Irritación de la piel bajo el pliegue de la mama

¿Quién puede realizarla?

Para obtener los resultados deseados lo esencial es que te pongas en las manos de un experto. Un cirujano plástico certificado tiene la preparación y la experiencia para evaluar debidamente tu caso y ofrecerte la mejor opción.

Riesgos

Como toda cirugía, la reducción de senos conlleva riesgos, por lo que no todas las personas son buenas candidatas para ella. Un embarazo modificará el tamaño de los senos y la cirugía puede hacerte perder la capacidad de amamantar. Otros posibles riesgos incluyen:

  • Inflamación
  • Hematomas
  • Cicatrización irregular
  • Infección
  • Sensibilidad temporal o permanente en los pezones o las mamás
  • Coagulación
  • Contornos irregulares de los senos
  • Cambios permanentes en la pigmentación de la piel
  • Asimetría en las mamas
  • Firmeza excesiva de las mamas
  • Pérdida potencial, parcial o total del pezón y la areola
  • Posible afectación temporal o permanente de nervios, vasos sanguíneos, músculos y pulmones
Recomendaciones

Es ideal que esta cirugía se lleve a cabo cuando:

Se haya completado el crecimiento de los senos

Tu piel tenga suficiente elasticidad para recuperar firmeza tras el procedimiento

Ya hayas tenido hijos y no piensas tener más

Por otra parte, días antes de la cirugía debes evitar fumar y tomar medicamentos antiinflamatorios y que contengan ácido acetilsalicílico.

¿Cómo se lleva a cabo?

Dependiendo de la cantidad de tejido, grasa y piel que se retirarán, el cirujano puede optar por uno de estos tres tipos de incisiones:

Circular

Donde se hacen cortes alrededor del contorno de la areola.

Cerradura o de paleta

Cuando se realiza una incisión alrededor de la parte superior de la areola y luego una vertical de la parte inferior hasta el pliegue del seno.

Ancla

Esto involucra tres cortes: uno en torno a las areolas, otro vertical hasta el pliegue y el tercero a lo largo de este

Al finalizar, el médico cerrará las distintas capas de tejido y la piel con suturas que tratará de ocultar. Aun cuando inicialmente queden cicatrices visibles, estas se difuminarán con el tiempo.

En algunas personas, en realidad pocas, será suficiente con una liposucción realizada a través de pequeñas incisiones. Pero en la mayoría de los casos el exceso de peso y tamaño demanda una cirugía mayor.

La práctica común es mantener conectado el pezón al flujo sanguíneo y a los nervios y solo reposicionarlo, Sin embargo, pero en caso de senos demasiado grandes puede ser necesario retirarlo y colocarlo en una nueva posición una vez modificada la forma del pecho.

¿Qué esperar después?

Los resultados pueden verse de inmediato, aunque se espera que haya inflamación postoperatoria que desaparecerá en las siguientes semanas.

Puedes regresar al trabajo en dos o tres semanas si este no requiere de esfuerzo físico excesivo y la recuperación total puede llevar hasta cuatro meses.

Pros y contras

Si bien la principal ventaja de esta cirugía es aliviar las molestias físicas y emocionales originadas por los senos demasiado grandes, la capacidad para amamantar puede limitarse. Incluso los cambios durante el embarazo o en el peso (si son significativos) pueden afectar los resultados de la reducción mamaria.  

Lipoescultura

Este procedimiento hace uso de la liposucción para modelar el cuerpo. Aunque, si bien la liposucción es un método para disolver la grasa resistente a la dieta y el ejercicio en distintas zonas del cuerpo y luego extraerla por succión mediante una cánula; la lipoescultura hace eso y más.

Dale a tu cuerpo la silueta que siempre deseaste con la lipoescultura.

Al retirarse grasa de algún sitio del cuerpo, puede inyectarse donde sea necesario para lograr una silueta armónica y atractiva.

¿Qué puede corregirse?

En las citas previas, el cirujano determina las áreas del cuerpo a tratar según la solicitud del paciente y su propia experiencia. Estas zonas pueden ser:

  • Brazos
  • Parte superior del pecho
  • Parte interna y externa de los muslos
  • Rodillas
  • Abdomen
  • Cintura
  • Espalda
  • Nalgas
  • Caderas
  • Tobillos
  • Pantorrillas
  • Barbilla
  • Cuello
  • Mejillas
¿Quién puede realizarla?

El cirujano plástico decide qué técnica utilizar dependiendo del área a tratar, y si son necesarias o no la anestesia general y la hospitalización. No te pongas en manos de cualquiera. Opta por un cirujano plástico certificado y con experiencia que te dé no solo buenos resultados, sino también tranquilidad y confianza

Riesgos

Los riesgos que pueden afectar al resultado de la cirugía son que haya:

Infección

Retención o pérdida de fluidos o sangre

Pérdida de sangre en exceso

Asimetría o la piel quede ondulada

Cicatrices con cambios de pigmentación

Recomendaciones

Para que el cirujano pueda prometer un resultado permanente estos son los factores que debes considerar antes de someterte a este procedimiento:

  • La elasticidad de tu piel es buena, sin importar tu edad
  • Tienes depósitos de grasa localizados imposibles de eliminar con dieta o ejercicio
  • Tu peso es estable y no tienes más de 10 kilos de más
  • No tienes pensado embarazarte o perder gran cantidad de peso en el futuro
  • No debes esperar que la liposucción elimine piel excesiva o la celulitis, para eso existen otros procedimientos estéticos
¿Cómo se lleva a cabo?

El procedimiento en sí consiste en introducir un pequeño y delgado tubo, llamado cánula, en el área del cuerpo con grasa antiestética que no se ha podido eliminar para extraerla con un aparato de aspiración de los depósitos marcados en la piel del paciente.

¿Qué esperar después?

Aun cuando pueden presentarse hinchazón, entumecimiento, hematomas y dolor temporal en el área tratada, el paciente puede reanudar su trabajo tras una o dos semanas y el ejercicio que requiera más esfuerzo después de quince días o un mes.

Pros y contras

La gran ventaja de la lipoescultura es que afina zonas específicas del cuerpo que, por tendencias genéticas, han acumulado depósitos localizados de grasa creando una figura desproporcionada.

Sin embargo, este procedimiento no es un sustituto de una dieta balanceada y ejercicio, ni un tratamiento contra la obesidad, la celulitis u hoyuelos en la piel.

Abdominoplastia

Al acumular kilos la piel se expande, pero al perderlos no siempre tiene la elasticidad requerida para recuperarse. Es cuando es necesaria una lipectomía, la cual puede realizarse en distintas partes del cuerpo, como:

¿Perdiste mucho peso tras un embarazo, un riguroso régimen de dieta y ejercicio o una cirugía bariátrica? La abdominoplastia te ayuda a tener la silueta que deseas.

Este procedimiento es una lipectomía enfocada en el abdomen que busca retirar el tejido graso y la piel excedentes luego de una pérdida significativa de peso.

¿Qué puede corregirse?

Con esta cirugía se pretende no solo retirar la piel sino también tensar los músculos comprendidos entre el pliegue abdominal inferior y el ombligo, con el fin de:

Deshacerte de la piel sobrante que no solo impide que tengas una figura atractiva sino que te impide usar la ropa que más te gusta.

Liberarte de piel que se pliega y te causa problemas de salud como roces, erupciones e incluso infecciones cutáneas.

Mejorar no solo tu silueta sino también tu autoestima.

¿Quién puede realizarla?

Para evitar contingencias, debes acudir con un cirujano plástico certificado que evalúe tu caso y te ofrezca las mejores opciones de cirugía y tratamiento de manera personalizada.

Riesgos

Los riesgos que se pueden presentar tras una cirugía de este tipo son infecciones, sangrado, embolia pulmonar y cicatrización queloide.

Recomendaciones

Perder peso requiere mucha disciplina, pero esta lipectomía abdominal no es para cualquier persona, ya que se deben cumplir algunos requisitos para considerar al paciente como candidato para ella. Por ello se recomienda lo siguiente:

  • Haber alcanzado tu peso ideal
  • Haber mantenido estable tu peso por lo menos seis meses
  • Que tu estado de salud sea bueno y no padecer enfermedades crónicas como diabetes o cardiopatías
  • No fumar
  • Llevar una dieta saludable
  • Haberte preparado mentalmente para soportar el procedimiento y esperar con paciencia los resultados
  • Tener expectativas realistas
¿Cómo se lleva a cabo?

Una vez que te haya evaluado el médico y te hayas sometido a todos los exámenes clínicos que garanticen que tu estado de salud es óptimo, irás a la mesa de operaciones por entre dos y cuatro horas.

Ahí, el cirujano practicará una incisión horizontal a lo largo del área púbica y el tejido graso y cutáneo excedente, para luego cerrar la herida tensando la piel.

¿Qué esperar después?

El médico decidirá si necesitas hospitalización, pero también puede ser un procedimiento ambulatorio tras el cual terminarás con efectos como dolor e hinchazón de la zona operada, molestia en la parte inferior de la espalda, hipersensibilidad o adormecimiento de la piel y hematomas.

Pros y contras

Someterse a una abdominoplastia otorga los siguientes beneficios:

Deshacerte de la piel sobrante que no solo impide que tengas una figura atractiva sino que te impide usar la ropa que más te gusta.

Liberarte de piel que se pliega y te causa problemas de salud como roces, erupciones e incluso infecciones cutáneas.

Mejorar tu silueta y autoestima.

Sin embargo, debes estar consciente de lo siguiente:

Te quedarán cicatrices permanentes, aunque el médico intente ocultarlas lo mejor posible.

Si vuelves a ganar peso se esfumarán los buenos resultados.

El envejecimiento y los malos hábitos pueden echar por la borda lo conseguido con la cirugía.

Implante de glúteos

Si buscas mejorar tu atractivo posterior y dar mayor equilibrio a tu silueta, un aumento de glúteos es el procedimiento quirúrgico que necesitas. Una cirugía de glúteos mejorará tu silueta y elevará tu autoestima.

La cirugía de glúteos para aumentar su tamaño puede realizarse mediante la colocación de implantes o la transferencia de grasa desde otras partes de tu cuerpo.

¿Qué puede corregirse?

Este procedimiento es útil para enmendar ciertas incomodidades tales como:

Glúteos planos o cuadrados

Desproporción de la silueta por tener glúteos demasiado pequeños

Flacidez en los glúteos derivada de una gran pérdida de peso o el proceso de envejecimiento

No encuentras prendas que se ajusten adecuadamente a la parte inferior posterior de tu cuerpo

Problemas de autoestima por la forma natural de tus glúteos

¿Quién puede realizarla?

Es fundamental agendar una evaluación previa un cirujano plástico certificado para evaluar tu estado de salud general, motivos y expectativas.

Riesgos

Al someterte a este procedimiento puedes enfrentar los siguientes riesgos:

  • Hematoma
  • Infección
  • Mala cicatrización de heridas
  • Cambios en la sensibilidad de la piel
  • Dolor persistente
  • Aflojamiento recurrente de la piel
  • Decoloración de la piel
  • Pérdida de piel
  • Visibilización de las suturas o irritación en ellas
  • Cicatrización desfavorable
Recomendaciones

Antes de someterse a un aumento de glúteos es necesario que consideres si tus expectativas son realistas y si estás comprometida con llevar un estilo de vida sano.

¿Cómo se lleva a cabo?

Como ya mencionamos, hay dos métodos y el sugerido por el cirujano plástico dependerá del tamaño que se desea alcanzar.

Uno es la transferencia de grasa autóloga, también conocida como lifting de glúteos brasileño. En él, el médico extrae grasa de otras partes del cuerpo mediante una liposucción para luego inyectarla por tres pequeñas incisiones. Las cicatrices quedarán ocultas bajo la ropa.

La grasa se injertada a través de una cánula. El cirujano la moverá constantemente para depositar la grasa en capas en diversos niveles y lograr así un contorno uniforme.

Cuando el paciente tiene poco tejido graso excedente o para lograr un mayor aumento y definir mejor el contorno se usan implantes de glúteos de silicona.

Estos se colocan debajo, en medio o por encima del músculo. La incisión queda oculta en el pliegue natural del glúteo y luego se cierra con suturas.

Con ambos métodos, el cirujano dejará sondas de drenaje y recomendará el uso de prendas de compresión.

Cuando se trata de pacientes que han perdido mucho peso, lo conveniente es una combinación de ambos métodos para dar volumen y forma a los glúteos flácidos.

¿Qué esperar después?

Debes tener cuidado con los tubos de drenaje que hayan quedado insertados y usar las prendas de compresión recomendadas por el tiempo que el cirujano indique.

Si sigues al pie de la letra las instrucciones, podrás empezar a sentarte 72 horas después de la cirugía pero recargando el peso en la parte posterior de los muslos. Mientras, lo aconsejable es que permanezcas acostada boca abajo o estés de pie.

Como se trata de un área del cuerpo involucrada en actividades físicas indispensables, como caminar, debes evitar los esfuerzos físicos excesivos durante varias semanas.

Pros y contras

Los resultados generales son duraderos, siempre y cuando se mantenga un peso estable y un buen estado físico general. Con el paso del tiempo, es natural perder algo de firmeza, pero la mejora inicial debe permanecer.

Si la cirugía se realizó con transferencia de grasa, es importante mencionar que la grasa puede comportarse como cualquier otra grasa en el cuerpo, esto significa que podría ser reabsorbida por el cuerpo al perder peso por lo que puede ser necesario realizar una cirugía adicional. O bien, al aumentar de peso, la grasa en los glúteos también puede incrementarse.